Mientras antes, mejor.

Uno de los mayores problemas con la procrastinación es el hecho de que la mayoría de las tareas que quedan para el último momento a menudo son aburridas y tediosas. Es por eso que terminamos dejándolas hasta el último minuto, ese punto cuando es inevitable hacerlos a menos que estemos dispuestos a enfrentarnos a las consecuencias. Sin embargo, hay beneficios cuando se trata de la procrastinación. Debido al hecho de que consiste en dejar las tareas para el último minuto, las personas se centran en hacer cosas que les brindan el placer inmediato que proviene de la gratificación instantánea, pero vivir con estas intenciones a menudo lleva a las personas a vivir estresadas y abrumadas.

La procrastinación, es inevitable en ciertos momentos, ya que nos ha impedido trabajar a todos en cierto punto, sin embargo, no todo esto es malo, ya que es simplemente un desafío que una vez enfrentado y superado puede contribuir a construir ideas únicas y mejorar la habilidad para la resolución de problemas. Como se ha demostrado que la dilación aumenta las conexiones entre proyectos, trabajo y realidad cuando se usa de cierta manera. En el caso de que las personas comiencen a examinar la tarea en cuestión, la procrastinación puede cambiar las ideas al tocar un concepto y volver a él. Al hacer esto, las ideas fluirán y cambiarán a medida que los factores en nuestra vida cotidiana influyen en nuestro proceso de pensamiento, permitiéndonos hacer conexiones, creando más trabajos y obras con una perspectiva en una imagen más amplia.

Para lidiar con la dilación primero tenemos que lidiar con la gratificación instantánea que viene con la felicidad inmediata, aunque al final puede terminar produciendo resultados contraproducentes. Al superar el primer obstáculo en el camino, el trabajo comenzará a fluir y finalmente se realizará antes de lo esperado. Esto conlleva a pasar menos tiempo en tareas tediosas, dejando más tiempo libre para hacer lo que realmente disfrutas mientras produces mejores resultados.

Al superar la gratificación instantánea que puede provenir de postergar al comienzo de una nueva tarea, evitarás el proceso de procrastinar y el estrés de dejar algún trabajo para el final. Se puede ver cómo al comenzar, se obtienen resultados más centrados y desarrollados en todo lo que hagas. Esto llevará a cambiar tu ética de trabajo y una vez que comiences a ver que los resultados que produces son mejores de lo que esperabas y tienes tiempo para hacer lo que disfrutas, eventualmente tendrás el tiempo para hacer lo que amas.

Una vez que superes el punto más difícil en cualquier tarea que hagas, comienza, aprende a tomar descansos, acepta que las ideas pueden mejorarse mediante la procrastinación y aprende que la gratificación instantánea dura muy poco y no produce resultados duraderos y de alta calidad, tiempo después seguramente tendrás éxito en cualquier tarea de decidas realizar.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook - Gris Círculo
  • Instagram - Gris Círculo
  • Twitter - Gris Círculo