¿Entonces de qué se trata, de decir que todos los hombres son unos pendejos?

Hace algunos días publiqué una frase que dice así: “De una madre depende en gran medida que los hijos quieran a su padre”


Las palabras “gran medida”, parece que causaron revuelo, y fui atacada fuertemente, pero vale la pena aclarar que esa frase no quiere decir: “es toda tu responsabilidad como madre que tus hijos quieran a su padre…

Tampoco dice, que si no quieren a su papá es por tu culpa…”







También publiqué “De un padre depende en gran medida el respeto que le tengan los hijos a la madre, ya que él la respeta, reconoce a la mujer como valiosa, ya que así lo hace su padre con su madre. Pero este tipo de frase no causó ninguna controversia.


Habría que juzgar menos y preguntar más, para ver qué es lo que realmente quiere decir esa frase. Por eso, a los adolescentes les cuesta tanto trabajo comunicarse con sus padres, porque normalmente los adultos solemos hacer juicios antes de escuchar al otro.


Hoy estamos viviendo tiempos en donde parece que algunas mujeres están profundamente resentidas con los hombres… y no las culpo, tal vez tuvieron una infancia difícil, complicada, llena de abusos, adicciones o incluso ¿por qué no? de padres que las abandonaron, las maltrataron o les hicieron la vida imposible.


“Todos tenemos las perfectas razones para ser como somos y actuar como actuamos”


Esta situación me hace preguntarme:

- ¿Un hombre tiene que pagar por todo lo que otro hombre me hizo, ¿por lo que me lastimó?

⁃¿Estamos cobrando facturas a quien no le corresponde pagarlas?

-¿Necesitamos generalizar y decir que todos los hombres son unos pendejos, inmaduros e irresponsables?

⁃¿Y qué pasa si soy madre de un varón? ¿Ese también es un pendejo? O vamos más allá…, si se supone que hoy en día no hay padres presentes, ¿entonces quién tiene que educar a los hijos? Me imagino que las mujeres ¿no?


Si es así, entonces podríamos decir que son las mujeres las que están educando hijos pendejos o machistas, irresponsables, abusivos, egoístas etc.


Si seguimos en guerra hombres y mujeres no vamos a llegar a ningún lado, hay padres muy irresponsables, como madres también.

Pero hay mujeres muy valiosas que sacan a sus hijos adelante solas y también hay hombres que lo hacen, que son hogareños, que cocinan delicioso, que cuidan a sus hijos, que ponen límites contundentes con formas suaves; lo digo porque los veo en mis cursos, los atiendo en mi consultorio, convivo con ellos, comprometidos aprendiendo junto a sus esposas, conviviendo con ellas, incluso veo hombres viudos haciéndose cargo de sus hijos de una forma increíble.


Si no, lo crees, puedes preguntarle a Karla Lara

@karlamamadecuatro, una mujer con la que convivo muy seguido.

Hace poco tuve la fortuna de tomarme un café con ella y se me erizó la piel cuando me dijo: “Ana de verdad tú no tienes idea cuánto admiro a Toño.”


Y desde luego no es fácil, una relación de pareja hay que trabajarla, hay que aprender a comunicarnos a ser asertivos en lo que decimos y pedimos, eso lo aprendí de Pamela Jean @pamelajeanmx la he visto hacer magia en su vida cuando las cosas no salen como esperas. Tendríamos que conocer que es la pronoia y cómo nuestra comunicación interna y las historias que nos contamos, afectan nuestra experiencia de vida.


De verdad hay algo que no me cuadra en todo este rencor hacia los hombres que escucho con tanta frecuencia de las mujeres, que alguien me explique por qué entonces mi amigo Leonel Castellanos @elefectoleopi tiene tanto, pero tanto éxito enseñando a las mujeres a conquistar a un hombre. Porqué si se supone que todos son unos pendejos, ¿por qué hay tantas mujeres que anhelan tener pareja? Si todos los hombres son iguales…


¿No será tal vez que en realidad las mujeres no sabemos estar solas?, ¿que no somos selectivas?, ¿que nos falta amor propio o independencia económica y emocional?, que nos resulta más fácil culpar a los hombres de nuestros males y jugar a la víctima en lugar de asumirnos como líderes de nuestra propia vida y creadoras de nuestra experiencia.